lunes, 9 de julio de 2012

JAIME PÉREZ MORALES

Jaime Pérez era el chico más popular del instituto. Gustaba a las chicas, era admirado por los chicos, practicaba surf en las playas de su Maspalomas natal, salía con la capitana del equipo de las animadoras y todos querían ser su amigo para acudir a la prestigiosa fiesta de fin de curso que organizaba en la casa de sus viejos cada año. Los estudios no le iban demasiado bien, pero eso no le preocupaba ya que Jaime era el capitán del Castillo CF, el equipo de fútbol de su instituto (También era capitán del equipo de Lacrosse, pero destacaba más en fútbol) y eso le valdría para que alguna Universidad se interesara por él como así fue. Tras el pertinente baile de fin de curso donde perfectamente maqueado con su smoking y su camisa de chorreras fue a recoger a su novia (la capitana del equipo de animadoras, recordemos), bailaron un temazo al son de un extraño chico y fue elegido Rey del baile; el instituto se acabó y la Universidad de Las Palmas eligió a aquel capitán de equipo de instituto que jugaba de lateral izquierdo en el draft y le hizo una oferta para “estudiar” y jugar al fútbol en su prestigioso equipo que en pocos años había pasado de fundarse a jugar en segunda.

No le fue mal a Jaime en la Universidad, era de los jugadores más destacados, los profesores le aprobaban porque metía goles y animadoras de verdad se habían empezado a interesar en él. La vida le sonreía, en la 2004/05 peloteaba en 2ªB con el Universidad cuando de repente recibió una llamada de todo un señor equipo de primera  como el Betis. La operación era secreta pero él no pudo callarse, la emoción era mucha, iba a llegar a la élite y atraería a animadoras superstars, y ya se veía con  pibas rollo Larissa Riquelme, su sueño estaba a punto de realizarse cuando se materializó su fichaje en el mercado de invierno, pero la  realidad fue muy distinta.

Jaime venía tocado, con una lesión de dos semanas, cosa que a Serra no le preocupaba porque hablaba de él como de un “fichaje de futuro” y no se sabe si porque la lesión fue a más o porque simplemente el chico ya no era un niño y no tenía ni siquiera futuro por mucho que en Canarias disfrutara de popularidad, pero el caso es que es muy difícil encontrar a un bético que sepa a ciencia cierta cómo jugaba el canario (por no decir que se acuerde de él). No disputó ni un solo minuto ni en liga ni en copa y dudamos mucho que incluso pisara el césped de  la ciudad deportiva, eso si su estancia en el Betis le valió para llevarse a casa la medallita que le acredita como campeón de la Copa del Rey  (¿Qué porcentaje de futbolistas pueden decir eso?) y no solo eso, sino que además se pudo pegar un fiestazo en la celebración de la misma y embriagado por tan magno acontecimiento, cuando llegó su turno a la hora de dedicarle unas palabras a la afición declaró emocionado “Todavía no me conocen, pero ya tendrán tiempo de eso”.

No lo hubo, ya que el Betis se deshace de él en la siguiente campaña y se marcha al equipo más importante de Gran Canaria, Las Palmas, pero no le van mucho mejor las cosas al otrora popular jugador ya que tan solo disputa 186 minutos más que en el Betis en toda la temporada, por lo que al finalizar la temporada regresa a su siempre querido Castillo CF, pero ya no era lo mismo. Otros chicos eran ahora los más populares y a pesar de que solo tenía  25 años le vacilaban llamándole “abuelo”, las mejores animadoras pasaban de él, que se tenía que contentar con las de segunda fila, pero a pesar de ello siguió en el equipo donde vivió sus mejores momentos hasta la temporada pasada, donde creemos que se retira para dedicarse al sector turístico.

Dentro de unos años, cuando la pandilla del instituto se vuelva a reunir y el loser del instituto al que Jaime collejeaba sea un importante ejecutivo informático y le restriegue la de Ubrique petada hasta las trancas de billetes de 500 € por la cara, Jaime podrá responderle que muy bien, que estará forrado, pero que él fue campeón junto a Alfonso, Denilson, Joaquín o Benjamín de la Copa del Rey y quién sabe, quizás se atribuya algún mérito para darle más lustre a la historia… el gol de Dani, por ejemplo.

10 comentarios:

Rinat Rafaé dijo...

@DavidDiazED de Estadio Deportivo al leer el artículo nos ha pasado una entrevista que le hizo a Jaime y hay una frase lapidaria:
“Momparlet desconocía mi existencia”

Al parecer cuanto terminó la cesión del jugador en Las Palmas llamó a blub para preguntarle que cuando empezaba la pretemporada y Mompartlet no sabía ni quien era ni que aun tenía contrato con el Betis en vigor... acabaron rescindiendoselo.

Alfonsobis dijo...

Este jugador fue recomendado por el gran Alexis Trujillo, por entonces segundo de Serra y que si no me equivoco fue en el Universidad donde se retiró como futbolista, de ahí viene el tinglao. Hubo mucho cachondeito en su momento de la eficiencia con la que éste pájaro se hizo con una medalla de campeón sin ni siquiera ponerse el peto de entrenamuiento, el artículo es muy bueno, chapeau!

Rinat Rafaé dijo...

Alfonsobis, se retiró en el Castillo CF, parece ser que se tiró un año "sabático" para acabar sus estudios y posteriormente no volvió a jugar al fútbol como profesional

Alfonsobis dijo...

Alexis, Alexis fue el que se retiró en el Universidad.

Anónimo dijo...

Hola,
Un amigo me hablo de la existencia de este articulo sobre mi persona así que he no me he podido resistir a realizar un comentario sobre el mismo.
Primero que nada, entiendo que el fin de este blog es recordar a aquellos jugadores que militaron en el Betis o el Sevilla y que su rendimiento fuera escaso o nulo. Si es así, y con esa gracia que les caracteriza, entiendo que me hayas dedicado un articulo. Quiero entender que todo lo que has escrito sobre mi es una invención exagerada para hacer más gracioso y legible mi corto paso por el Betis. Pero como no lo puedo asegurar, y ante el interés que has mostrado, permiteme hacerte algunas aclaraciones.
No fui el chico mas popular del instituto, no he hecho surf en mi vida...y ¿la capitana de las animadoras? Debo de decirte que aunque las islas Canarias tengan unas playas tan maravillosas como las californianas, allí no vivimos como si fuera una serie americana para adolescentes.
Soy el tercero de cinco hermanos, y mi padre se esforzó mucho para darnos a todos una educación bilingüe en un colegio-instituto del que salía todos los días a las cuatro de la tarde para descansar lo justo y luego ir a entrenar, comer, estudiar y a la cama. Así de sencillo. Era buen estudiante, pero con la cabeza mas centrada en el fútbol, lo cual me convertía en un alumno de notables. Jugué toda mi etapa de formación en el CD Maspalomas. Cuando ya pase a ser amateur, fiche por el filial de la UD. Las Palmas, donde coincidí con muchos jugadores que han dejado huella en 1º (algunos han pasado por el Betis incluso). Tras dos temporadas, es entonces cuando ficho por el Castillo CF. Y tras dos temporadas, con un ascenso de 3ª a 2ªB, es cuando ficho por el Universidad de LP. Por tanto, ni el Castillo era el equipo del instituto ni el Universidad me eligió en un draft. Estoy seguro que sabes muy bien cómo funciona el fútbol en este país, y que no existe elección de draft, y la Universidad como estudios superiores no tiene mucha relación en la formación de un porvenir como futbolista profesional, al menos en lo que yo sé. Por tanto, ni me aprobaban las asignaturas por la cara ni nada de eso. Todo lo contrario, los entrenos se me hacían incompatibles con los horarios de las clases y tuve que dejar muchas asignaturas.
Con respecto a lo de las animadoras, como veo que le das mucha importancia en este relato, te diré que sólo he tenido dos novias en mi vida. La primera empecé con ella después de estar en Sevilla y la segunda es mi actual mujer y madre de mi hijo.

Anónimo dijo...

En lo que queda de escrito voy a tratar de comentarte brevemente mi paso por el Betis y lo que ocurrió después, supongo que es por lo que has escrito sobre mi, así que seguro que te interesará.
En primer lugar, yo nunca tuve trato directo con Alexis hasta que lo conocí personalmente en Sevilla. obviamente sabía quién era pero no coincidí con él en el Universidad. Cuando me llamó el Betis, mi sorpresa fue máxima, ya que apenas llevaba 5 meses en 2ªB y el interés de un equipo como el Betis no me lo esperaba. De hecho, te confieso que al principio creía que era para el filial. Cuando se formalizó el acuerdo y me comunicaron que era jugador del Betis, justo al día siguiente me lesioné entrenando con el Universidad. Así de rotundo. Ni siquiera los compañeros sabían lo del traspaso. Los servicios médicos del Betis me vieron y detectaron dos roturas musculares de pronta recuperación. Por ello deciden ficharme. No se qué les hizo tomar esa decisión pero yo lo que te puedo asegurar, es que la única persona que estaba negociando mi contrato era yo, porque no tenía ni tuve nunca un representante, padrino o como lo quieras llamar.
Luego vino la recuperación, llegué a entrenar con el equipo, incluso hice entrenos de balón, pero las molestias no remitían, hasta el punto de que tuve que pasar por quirófano. Te aseguro que esa decisión me costó mucho tomarla y fue dura, porque era consciente de que se me escapaba la posibilidad de estrenarme en 1ª en el año más grande del beticismo. Es muy duro querer ser fuerte mentalmente para sobrellevar las molestias y que tu cuerpo no te responda.
A pesar de todo, guardo un gran recuerdo de esa experiencia, conocí a grandes personas que me hicieron sentirme a gusto allí (estaba solo, sin familia ni pareja ni amigos). Tanto el Betis como la ciudad de Sevilla son una parte de mi vida que aportaron mucho y que me hicieron crecer como persona, y aprovecho estas líneas para agradecerlo una vez más.
Lo de la copa fue vivir un momento especial para el club, y me alegraba por esa afición que siempre me pareció distinta, especial, entregada y muy apasionada. Yo era consciente de que mi aportación a eso fue nula, pero aun así me siento un privilegiado por haber vivido lo que es ver a toda una ciudad como Sevilla alrededor de unos jugadores agradeciéndoles lo que habían hecho. Te confesaré algo sobre la fiesta de celebración, yo no quería hablar cuando me toco salir, y dije lo primero que me vino a la cabeza. Otra cosa, yo a la fiesta de ese día no fui, me quede en casa. Solo acudí a los actos oficiales.

Anónimo dijo...

Luego llega mi cesión a Las Palmas, juego poco efectivamente, por un lado porque aun estoy con molestias de la operación y por otro porque en diciembre me dejan sin ficha federativa a consecuencia de lo primero. Cuando acaba el año, ante la imposibilidad de entrenar con el Betis por decisión de la dirección deportiva, solicito yo mismo la rescisión del contrato. Porque yo lo que quería era jugar al fútbol, y me fui donde me querían, que era el Castillo. Y tenéis razón, ya no fue lo mismo. Estoy allí dos temporadas. A la siguiente pruebo suerte en el Vecindario (equipo en 2ªB). Estoy allí una semana y me descartan por otro chico. El mismo fin de semana que me lo comunican, fallece mi padre de manera repentina. Eso me pilla en el mes de agosto, y durante esas semanas no tuve ni tiempo ni ánimo para buscarme algún equipo. Es entonces cuando decido terminar mi carrera, que lo hago en septiembre, apenas un mes después de lo de mi padre. Y seguidamente decido realizar un doctorado en la universidad que me absorbe mucho tiempo. Por ello me tomo el año sabático y para cuando quiero volver a jugar, la crisis empieza a azotar a los equipos humildes. Yo tenía a mi hijo en camino así que tomo la decisión más dura de mi vida, dejar de competir profesionalmente en el deporte que amaba y centrarme en mi vida profesional, aquella para la que estudié y con la que me gano la vida actualmente.
Después de todo este largo comentario estarás pensando qué le anima a este chico a sincerarse con vosotros. Te diré que no estoy molesto con la teleserie americana que has hecho de mi vida, en serio me resulta graciosa. No estoy resentido ni nada de eso. Te contesto con la sinceridad que lo hago porque yo no me avergüenzo de esa experiencia, dí todo lo que tuve de mí. Fui sincero en la dedicación y en la profesionalidad, no fue suficiente para seguir ahí pero mi conciencia está tranquila. Me gustaría que eso quedara claro y los que me conocieron saben que fue así. Ha sido un placer este recordatorio que nunca había expresado con palabras. Saludos y mucha suerte.

Anónimo dijo...

Después de todo este largo comentario estarás pensando qué le anima a este chico a sincerarse con vosotros. Te diré que no estoy molesto con la teleserie americana que has hecho de mi vida, en serio me resulta graciosa. No estoy resentido ni nada de eso. Te contesto con la sinceridad que lo hago porque yo no me avergüenzo de esa experiencia, dí todo lo que tuve de mí. Fui sincero en la dedicación y en la profesionalidad, no fue suficiente para seguir ahí pero mi conciencia está tranquila. Me gustaría que eso quedara claro y los que me conocieron saben que fue así. Ha sido un placer este recordatorio que nunca había expresado con palabras escritas.
Saludos y mucha suerte.

Jose MME dijo...

Buenas tardes, Jaime, gracias por comentar en nuestro blog.

Lo primero quiero pedirte disculpas por la tardanza en contestar. Estamos de parón vacacional, yo ando liado con el trabajo y mi compañero, Rinat Rafaé, autor de la entrada que se te ha dedicado, anda ocupado pues acaba de ser padre.

Nos alegra que te haya hecho gracia la historia en la que Rinat ha querido contextualizar tu trayectoria futbolística.

Evidentemente no tenemos ninguna intención de ofender a aquellos futbolistas a los que dedicamos nuestros escritos. Aunque de vez en cuando aparece algún despistado que cree que todo lo que escribimos pretende ser verdad, nuestra intención es simplemente dar un toque diferente a las biografías que escribimos, dándoles cierto enfoque surrealista y humorístico, algo que evidentemente en unas ocasiones conseguimos mejor que en otras. Te puedo asegurar que guardamos el máximo respeto desde el primer al último de nuestros “homenajeados”, incluso algunos como Bezares son seguidores nuestros en twitter.

Te agradecemos infinitamente el tiempo que te has tomado en relatar tu historia, dándonos información muy interesante y relevante que enriquece la página. Por ejemplo, aquí en Sevilla se da por hecho que se te fichó por recomendación de Alexis, que hasta la temporada anterior había estado jugando en el Universidad. Ese mito definitivamente queda derrumbado. A mí personalmente me ha parecido un detalle de infinita clase por tu parte tu actitud durante la celebración del título copero.

Sólo queda por nuestra parte desearte la mayor de las suertes en tu vida personal y en la vida profesional que estés ejerciendo actualmente. Gracias una vez más por el tiempo que te has tomado en escribir para nosotros, y que sepas que aquí tienes unos amigos para lo que quieras.

Un abrazo.

Rinat Rafaé dijo...

Estimado Jaime,

En primer lugar agradecerte de verdad que te hayas puesto en contacto con nosotros y que te hayas tomado la molestia de contar tu historia, muchas gracias en serio porque ha sido realmente enriquecedor para el blog.

Cómo ya te ha comentado mi compañero José y como bien te has dado cuenta, las biografías que hacemos no son las más verosímiles desde luego, hay jugadores de los que apenas encontramos datos por lo que con lo que encontramos hacemos un refrito y nos montamos una historia que a veces llega al absurdo más absoluto, aun así hay algunos que se lo creen todo (incluso algunos medios que toman datos inventados en este blog como ciertos, cosa que nos parece extraño al extremo, pero bueno...) por lo que no está de más aclararlo de nuevo.

En este caso y ya que la entrada la escribí yo pues el hecho de haber jugado en el Universidad me llevó a plantear "tu biografía" desde una óptica completamente de pelicula americana de instituto ya que eran varios los béticos que nos pedían que te recordásemos y no supimos que punto darle hasta que se me ocurrió esto, de ahí todos los clichés de típica pelicula americana que introducimos, y lo de las animadoras pues aunque parezca mentira muchos visitantes llegan al blog a través de alguna señora de buen ver que enlazamos en algún que otro artículo, así que me pareció perfecto para poner un cebo de este tipo. Me alegra mucho y te agradezco igualmente que te lo hayas tomado con buen humor pues al final es el objetivo de esta página.

Por último comentarte que en esta página no somos muy partidarios del fútbol moderno y mercantilizado que existe hoy día, por lo que hay que tenerlos muy bien puestos para ir de cara, sin representante y para darle el valor que tiene a los estudios y a la educación, no digo nada si encimas llegas a sacar un doctorado, por lo que permiteme felicitarte por ello, de verdad.

No se si sueles utilizar twitter o facebook, pero te invitamos a seguirnos en twitter (@colussokukleta) o a participar en nuestra comunidad de facebook (busca "Amigos de Colusso vs Amigos de Kukleta, nos encantará charlar contigo y que nos cuentes alguna vez anécdotas que pudieran ocurrirte en el Betis o a lo largo de tu carrera.

Un fuerte abrazo y de verdad que te deseamos la mejor de las suertes en cualquiera de tus andaduras.