martes, 27 de septiembre de 2011

ENRIQUE ESTEBARANZ LÓPEZ “QUIQUE ESTEBARANZ"


Define la RAE al oportunista como “la persona que aprovecha las circunstancias momentáneas para el propio interés” Dado que hoy vamos a hablar de un delantero, podrían ustedes creer que la cualidad principal de nuestro protagonista de hoy era su oportunismo en el área para cazar cualquier pelota y transformarla en gol, pero nada más lejos de la realidad. Tras unas desafortunadas declaraciones, Quique Estebaranz se ha convertido en uno de los temas de los que más se habla Twitter, así que en lo que los alcohólico llaman un momento de lucidez, uno piensa “La cagada de Quique Estebaranz está siendo muy comentada… Quique Estebaranz jugó en el Sevilla y además fue bastante Colussete… Si hago una entrada sobre Quique Estebaranz puede que tenga muchas visitas en el blog y me haga megafamoso… de hecho, ¡¡lo mismo yo también soy trending topic en twitter!!…” Así que si es usted una víctima del nuestro oportunismo y nuestro ánimo de arañar visitas a esos anónimos lectores del ciberespacio que vagan entre los temas del momento, pues ya que se encuentra aquí relájese y disfrute.

Quique Estebaranz fue un prototipo de cyborg creado en Madrid a mediado de los 60 programado para meter goles e ir en contra del Real Madrid y desde luego, sus creadores no pudieron hacer mejor trabajo, ya que comenzó su andadura futbolística en los escalafones inferiores del Atlético de Madrid y tras un breve paso por el Rácing de Santander donde se alza con el pichichi de segunda, debuta en primera con el Tenerife (precisamente contra el Sevilla), convirtiéndose en una de las piezas claves del posiblemente mejor Tenerife de la historia y siendo uno de los culpables en las dos ligas consecutivas que el Real Madrid perdió en el Heliodoro Rodríguez, lo que le vale no solo para debutar con la selección si no también para que el Barça le reconozca su labor como antimadridista fichándole para la causa del “Dream Team”, donde una delantera que contaba con Romario, Stoichkov, Laudrup o Beguiristain apenas le dejan disputar minutos, por lo que una vez acabada la temporada y tras apurar sus opciones en el Barcelona, de donde se fue tras estar bien seguro de que no contaba para Cruyff, pero  con el título de liga en la mano y la ilusión de haber disputado unos minutillos en toda una final de la Copa de Europa, recala en el Sevilla a cambio de 25 millones de pesetas.

En el viaje de ida a Sevilla, el avión sufre una serie de turbulencias que hace que los circuitos del bueno de Quique se reseteen, lo que le hace olvidar los dos cometidos para los que fue creado y su fútbol desaparece como de arte de magia por lo que su participación con el conjunto hispalense puede definirse sin lugar a equivocarnos como insulsa, anodina, fría… de hecho no creemos que ningún aficionado recuerde no ya un gol, ya que no marcó ninguno en los poco menos de 30 partidos que disputó como sevillista durante las temporadas 1994/95 y 1995/96 si no al menos alguna virguería, alguna jugada especial, un tiro al palo… nada, ni siquiera podemos decir que destacara por alguna característica negativa ya sea por su poca velocidad, como a su amigo Moacir o por no aportar absolutamente nada como con otros compañeros de vestuario Peixe, Agostinho o Petkovic , pero es más, es que ni siquiera por algún tema extradeportivo como un cambio de nombre de Quique a Enrique como Pepelu o por ser un Latin Lover a lo Diego… Nada. Quizás los más estudiosos y eruditos del balompié puedan destacar de su paso por el Sevilla FC que sufrió un esguince de tobillo que si bien en principio no parecía que revistiera gravedad le tuvo sin jugar varios meses inexplicablemente, pero poco más.

Tras dejar la disciplina sevillista, hace las maletas junto a Juanito, Pineda y acompañan a Virgilio Ferreira en su aventura en el Extremadura durante una solitaria campaña, para posteriormente recalar en el Ourense (donde forma una dupla cuasigaláctica en la delantera  con Ivica Mornar) y por último en la Gimnástica Segoviana, equipo en el que cuelga las botas en el 2000 para comenzar una carrera como hombre del renacimiento, realizando al mismo tiempo labores como entrenador (juveniles del Atlético de Madrid y Leganés), coordinador de la cantera atlética y (muy a nuestro pesar) comentarista de partidos de fútbol, donde, como si de una mala copia de Valdano se tratara, trata de regodearse en el lenguaje para explicar cada jugada, pero que, eso sí, le ha dado su último minuto de fama, al llamar (sin mala intención, creemos) Mr. Higado a Eric Abidal y causar un autentico revuelo en la red, por el que ya ha pedido perdón y que mira por donde, le ha permitido adelantar su presencia en esta página. No te preocupes Quique, si no tienes el don de la oportunidad, nosotros si.

5 comentarios:

Jose MME dijo...

Home, yo creo que lo del hígado iba sin mala intención, que quizá intentó hacer un elogio sobre cómo ha superado esa circunstancia pero la verdad es que sonó fatal. Estebaranz es suficientemente tonto y mal comentarista como para que creyera que ese comentario iba a sonar bien.
A éste en mi casa se le llama Lentibaranz, que era como le llamaban en el orsay del ABC de la época.
Su fichaje fue la prima que le pagó el Barcelona al Tenerife por los servicios prestados.

Rinat Rafaé dijo...

Yo no creo tampoco que lo dijera con mala intención, simplemente que es MALO DE SOLEMNIDAD retrasmitiendo los partidos...

Lentibaranz jejejeje, anda que no!

Fil.astl dijo...

Buenas, no he comentado mnunca en este blog aunque si que he leido algunos artículos vía twitter (soy seguidor).

El otro día leí como tuvistes una discusión con el autor de La Libreta de Van Gaal porque tus comentarios siempre se quedaban en "Pendiente de moderación", creo recordar y bueno, me he animado al ver esta entrada sobre Estebaranz a escribir aquí, porque a mi me pasa exactamente lo mismo y quería saber si a ti te solucionó realmente el problema.

No se si es por mi carácter crítico hacía este blog ya que le comenté (copio y pego casi) que me hacía gracia como leá en twitter al autor diciendo “En mi opinión, Quique Estebaranz se equivocó. Que no tenía mala intención me parece evidente. Solo faltaría eso.” pero luego publicaba en su página el audio sin comentario o explicación alguno dando pie a que la interpretación sea negativa, ya que por otra parte tampoco añade la rectificación de Estebaranz, que por cierto aprovecho compartir 100% tu opinión sobre él como comentarista.

También decía que a lo mejor La libreta está llegando a extremos antes criticados por la propia libreta, a parte de a una bipolaridad evidente RMA-BAR, ya que también me llamó poderosamente la atención que dijera en su twiter que no va a comentar nada acerca de la noticia más manipulada que he leido en las últimas semanas (la que se inventaron el otro día acerca de que el Sevilla había borrado al Betis de su web) y que eso era debido quizás a que los equipos no "monstruosos" no interesan.

No se si esto tiene mucha relación con este blog, pero mira, ya que me he animado a escribir y que en el otro lado no me dejan expresar mi opinión sin causa alguna pues me "desahogo" aquí.

Un saludo y enhorabuena por esta página tan divertida

Rinat Rafaé dijo...

@Fil.alt:Pues bienvenido a este blog y espero que sea el primero de muchos comentarios, aquí estamos abiertos a todo el mundo siempre que no se comente con malas formas!!

Pues si, un cruce de tweets (no una discusión) por lo que comentas, en su último mensaje me dijo que estaba solucionado pero era mentira, ni el comentario estaba aprobado ni he podido volver a comentar más... peor para él, así que sintiendolo mucho no puedo ayudarte en este sentido... Eso si, si quieres mandame un privado por twitter y te comento mi opinión.
Un saludo.

Silbato Sevillista dijo...

A mi, que tengo un humor muy negro, cuando he escuchado el audio de mister hígado, me ha sonado a broma, a pitorreo, la verdad.

Pero vamos, este nota es un primor, qué podemos esperar de él jaja

Un saludo!