jueves, 15 de septiembre de 2011

DIEGO RODRIGUEZ FERNANDEZ


Casi casi desde que nació  en la bella localidad tinerfeña de La Orotava, a faldas del Teide, la vida de Diego Rodríguez tenía un claro camino marcado: el fútbol y el latinloverismo. Nacido el 20 de abril de 1960, casi no levantaba dos palmos del suelo cuando un joven Diego comienza a darle patadas a cualquier objeto redondo que se encontrara en su camino, con más o menos tino, no siendo esta la única disciplina donde Dieguito demuestra precocidad, ya que de igual modo que se entretenía con otros muyayos jugando con el balón, no tenía problema ninguno para parar todo un apasionante partido de plaza de pueblo y dedicarle un piropo  a cualquier chiquilla que pasara por allí y le regalara una mirada o de pregonar a los cuatro vientos (con dedicatoria a Carabanchel incluida) las bondades amatorias nacionales, lo que convertía a nuestro protagonista en uno de los indiscutibles rompebragas de la isla.

Futbolísticamente hablando, comienza su carrera en el CD Vera y en 1977, con tan solo 17 años da el salto al futbol profesional con el CD Tenerife, donde ya da muestra de su implacabilidad como defensa central, lo que llama la atención del Real Betis, que lo incorpora a sus filas en la temporada 1982/83, donde comienza a esbozar un boceto de su clásica imagen que le sigue caracterizando hoy en día, presumiendo de pelazo allá donde pisara, creando una imagen que como bien retrata el imprescindible fanzine Mondo Brutto (y que bien nos recuerda el magnífico blog O Traveseiro) crea absoluto fervor en la década de los ochenta: "En los ochenta el paradigma de la Estética Rhinestone vertiente futbolística se encama en la persona y el look de Diego (del Sevilla FC) verdadero fetiche bizarro y tótem sexual-megagay, que con su melena permanentada, su tez cetrina, su pecho lobo lleno de cadenas de oro y medallones, sus zapatos italianos y sus trajes de seda salvaje con chaquetilla corta, sentó cátedra en cuanto a la extraña vinculación de los deportistas con el mundo de la moda [...] y su singular visión del diseño y la estética" Con estas referencias, Diego no pierde el tiempo en Sevilla y conquista a una de las mayores sex symbol de la época, la eurovisiva cantante Lucía con la que llegó a contraer matrimonio (¿Tendría Diego algo que ver en la letra del archiconocido tema de Lucía “Él”? Desde aquí abogamos que por supuesto).

El tinerfeño, a la par que sigue luciendo una cada vez más abundante melena rizada, completa seis buenas temporadas en el Betis, convirtiéndose en el líder de la zaga verdiblanca lo que le vale para debutar con la selección española en un partido amistoso contra Checoslovaquia en la que fue su única experiencia como internacional absoluto, por lo que todo parecía transcurrir positivamente hasta que en el verano de 1988 un hecho sacude la existencia de Diego. El Sevilla FC ficha a Toni Polster y el cetro de mejor pelazo de la ciudad comienza a virar hacia el austriaco, por lo que en medio de una gran polémica, el de la Orotava decide cambiarse de acera y atajar este hecho desde dentro, convirtiéndose en maldito para muchos aficionados verdiblancos y a día de hoy en el último jugador que ha pasado directamente de la primera plantilla de un equipo sevillano al otro.

En el Sevilla FC, Diego vuelve a coronarse capilarmente y se convierte uno de los jugadores más carismáticos de la plantilla además de en el mariscal del la defensa rojiblanca durante 8 temporadas, en las que junto a Jiménez y Martagón forma una temible defensa de leyenda y  se corona como uno de los jugadores más longevos de la Liga (concretamente es el 23º jugador con más partidos disputados con nada más y nada menos que 450 presencias en Primera División) hasta que en 1996 la profunda renovación que se da en la plantilla sevillista da con sus huesos en el Albacete, donde coincide con tótems futbolísticos como Gómez o Aranalde. Una vez terminada su relación contractual con el club manchego, Diego prueba las mieles de un nuevo equipo sevillano y con 38 años se compromete con el Dos Hermanas donde durante cuatro temporadas juega más de un centenar de partidos hasta que se retira en 2002 con 42 años.

Una vez retirado, se vincula al Xerez como Secretario Técnico y posteriormente entrena al Sevilla C (donde adiestra a jugadores de la talla de Rodrigo Acosta  o Drissa Koné) y al Sevilla Atlético hasta que en febrero de 2010 es destituido y sustituido por el actual entrenador del flilial sevillista Ramón Tejada. Actualmente sigue luciendo pelazo.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Viva el semén español xD

Jose MME dijo...

Algunos detalles:

Diego en el Tenerife y en sus primeros tiempos del Betis era lateral derecho, luego pasó a jugar de central.
Con España sólo jugó un amistoso, pero estuvo convocado sin llegar a jugar en la Eurocopa de 1988.
Y sobre todo, imperdonable haber omitido que Lucía le dejó para irse con Rafael Almansa.

joaksfc dijo...

grande diegoo!! ¿¿¿la mujer se fue con almansa, el ultrabético segun alterado??? ostras, otro motivo para odiarle jejeje! por cierto, los de betisweb son un poco sucios no?? como que la imagen es suya?? teskiya!!!

http://img8.imageshack.us/img8/883/60diego.jpg

hala, el enlace bueno!

Cyborg 77 dijo...

Grandes historias del fútbol

Silbato Sevillista dijo...

No os recuerda a conan este tipo? jaja

Rinat Rafaé dijo...

¡¡Cómo va a dejar Lucía a Diego!! EN TODO CASO sería Él el que la dejó a ella hombre!! Si Diego es todo un pesho lobo!! (¿Cón Almansa? ¿¡En serio!? O_o vaya con Lucía! Por cierto, que no se le ve desde La Granja de los Famosos...)

Cierto que fue convocado a la Eurocopa, pero a lo Albiol en el Mundial, 0 minutos

Rinat Rafaé dijo...

PD: Gracias Joaksfc! pongo esta foto que los de Betisweb ya no quieren compartir con nosotros (lógico, se le peta el servidor)!

Señor dijo...

Yo de chico le dije a mi madre que quería que me pelara como Diego y Polster... gracias a dios nunca me hizo caso

Jose MME dijo...

Lo de Almansa va muy en serio, que yo vivo en la misma calle que Lucía y lo sé de buena tinta.
Cuando volvía al Villamarín recién fichado por el Sevilla acababa de ser papá y la grada le cantaba "Diego cabrón, la niña es de Rincón."

Panchicista dijo...

No sabía que Mario Vaquerizo habia jugado al fútbol.

adivinaquiensoyMaribel dijo...

Pues debo deciros que a mi, personalmente, me encantaba ponerle los cuernos a Almansa

edorta urzelai dijo...

sin animo de ofender me resulta extraño observar que hay amistades compartidas entre aficionas del sevilla y del betis. soy basko y desde aki se os ve como enemigos entre vosotros. ya veo qye la realidad no es la que cuentan y me alegro. alguien nos quiere separar entre nosotros continuamente. Animo que solo os pido una cosa no mezcleis el futbol con la religion y he llegado ha esta pagina atraves de una foto de una persona que esta en todas las busquedas con pa palabra playa y que se psea en "procesion" por la playa con un crucifijo en la barriga que lo suyo le habra costao y que la verdad.... con el hambre que paso jesucristo y que pasan la mayor parte de los cristianos en este mundo, que no los catolicos, no resulta la imagen mas identificativa de esta pagina , una pagina nacionalista española que para un nacionalista basko tiene tela que tragar y sin embargo esperanzadora. Espero que la amistad entre hermanos andaluces sea cierta y se refleje en los derbis entre el sevilla y el betis. que gane el mejor y que ganen los andaluces...... y si son españoles pues que viva españa que cojones...

Anónimo dijo...

Se comenta que LUCIA se lio con un trompetista de Valencia que le acompañaba en una gira.

AND-B-Eu dijo...

Es y era un profesional, gran recuerdo como Bético y como identidad Sevillista. Una curiosidad en su paso por Dos Hermanas, es haber relatado los meses de Maradona, y por cierto, en reuniones de mesa camilla, se decia que tuvo un romance con la mujer de maradona, en una de esas y tantas fiesta que el D10S argentino celebraba. Saludos!