miércoles, 29 de junio de 2011

HORACIO ABEL MOYANO “RAMONE”


Los Ramones, grupo seminal del Punk neoyorkino y mundial (no joven pijo, no, Ramones no es una marca de ropa) irrumpieron en 1976 sacudiendo el panorama musical con temazos como Asunto en La Habana, Quiero ser tu novio o los más tardíos El KKK me quitó a mi chica, Lobotomía adolescente o Esa china es una Punk Rocker, por destacar solo algunos de su extensa y maravillosa discografía. Sus miembros originales eran Joey Ramone, Johnn Ramone, Dee Dee Ramone y Tommy Ramone (aunque la formación sufrió bastantes cambios, sobre todo en la batería). Pero lo que muy poca gente sabe es que había un quinto Ramone, que nacido en argentina en 1956, abandonó la banda para dedicarse a su otra gran pasión: El futbol y este es nuestro protagonista de hoy, Horacio Abel Moyano Cuello, conocido para el Rock ‘N Roll como Moyano Ramone y para el balompié tan solo como Moyano.

Tras dejar la banda, se enroló en 1975 en el Argentinos de Rosario, cedido por Newell’s Old Boys que lo recupera tan solo un año después y donde no duraría mucho más ya que en la temporada 77/78 cruza el charco para formar parte de la plantilla del Hércules. Delantero centro, que destacaba por su velocidad  por la banda y por sus poderosos trallazos desde fuera del área, completa cuatro temporadas con éxito en el equipo alicantino antes de fichar por el Betis en el verano de 1981 por petición expresa de Luis Aragonés, técnico verdiblanco por aquel entonces.

Pero el entrenador que inventó el tiki taka tan solo duró una jornada aquella campaña y el estilo punk y desaliñado de Moyano no caló ni en Iriondo primero ni en Buenaventura posteriormente, por lo que el “quinto Ramone” se convirtió en un habitual del banquillo bético, disputando tan solo 851 minutos como verdiblanco repartidos en 16 partidos (solo cuatro de ellos completos) en los que anotó un solitario gol.

Puede parecer que con estas estadísticas la carrera de Moyano comenzaría una caída en picado, pero como reza el dicho “Los viejos Rockeros nunca mueren”, así que Moyano descendió de categoría al finalizar la temporada con destino el Real Murcia, donde se convirtió en todo un ídolo para la afición ya que sus 11 goles en su primera temporada fueron decisivos para ascender al equipo pimentonero a primera división, donde se mantuvo tres años más antes de que el Murcia se lo cediera a mitad de temporada en un acto de hermandad y exquisita benevolencia a un Hércules en apuros tras la marcha de Kempes. No puede evitar el descenso del equipo herculino, por lo que vuelve a Murcia en la 86/87 (ya sin su clásico look rockero que fue sustituido por otro que podríamos denominar como “look Lobo Carrasco”)  que junto a la siguiente campaña que la disputó con el Celta de Vigo fueron sus últimas temporadas en la élite, previo a un paso por equipos de divisiones inferiores como el Albacete o el Alicante, donde se retira con 35 años en 1991 para comenzar su carrera como entrenador, que a día de hoy incluye dirigir a equipos tan prestigiosos como los juveniles del Hércules, al propio Alicante y el Caravaca CF.

Moyano Ramone: Hey! Ho! Let’s Go!

6 comentarios:

Jose MME dijo...

De Moyano sólo diré que "He´s a sensation".

siemprebetis dijo...

este si que era malo..vino del hercules.. y se deciaa eres mas malo que moyano

El_Fefe dijo...

Buenas, busque info en la red y solo tu post trata de esta Ramone olvidado, disculpa la pregunta, pero es veridica la info? Saludos y buen blog!

Rinat Rafaé dijo...

Jejejeje bueno El_Fefe, digamos que tiene ciertas "licencias de autor"...

Anónimo dijo...

¿de donde sacas esto de "los ramones"?. estoy buscando y nadie sabe nada. perdona, pero creo que es coña...

Rafa Ramone dijo...

Hay un documental en el que aparece pero apenas unos segundos. Tocaba la ármonica pero por alguna razón desconocida siempre se ha tratado de esconder esta historia, creo que es por problemas con royalties o algo similar. Saludos