lunes, 23 de mayo de 2011

ZIGOR ARANALDE SARASOLA

Viendo la foto que acompañamos junto a este post, algún joven lector podrá preguntarse ¿Quién es este tuercebotas que con escasa calidad técnica y plasticidad intenta golpear sin tino alguno la pelota mientras es fotografiado para las típicas y veraniegas imágenes promocionales? Y no parece que le falte razón vista la rigidez de sus movimientos a la hora de dar las tradicionales pataditas de presentación ante los medios y la afición. Pues este señor es Zigor Aranalde, lateral zurdo (quizás el que esté golpeando el esférico con la derecha puede ser origen de su pata palo) nacido un gélido 28 de febrero de 1973 en el municipio guipuzcoano de Ibarra, que si bien nunca destacó por su  habilidad y fantasía con el balón en sus pies, si es un ejemplo perfecto de tantos y tantos futbolistas que desarrollan su carrera por las categorías inferiores del fútbol, ganándose unas veces de manera más acertada y otras menos, pero siempre de forma honrada, las habichuelas con las que alimentar su nicho familiar.

Su carrera deportiva comienza en el equipo semiprofesional y vecinal del Amarozko Kirol Elkartea, de donde pasa al siempre simpático y clásico equipo de nuestra segunda división, SD Eibar, en el que fue ganando protagonismo a medida que pasaba cada una de las tres temporadas en las que permaneció, llegando a convertirse en un fijo de las alineaciones y dándose el lujazo de marcar algún gol antes de dar el salto al Atlético Marbella donde tras una primera temporada convulsa en la que cuenta de manera regular para los ¡¡7 entrenadores!! que tuvo el cuadro marbellí en su primera temporada y en la que comparte vestuario con Vlada Lukic, Pedrag Spasic o el ex bético Merino II, consigue mantener al equipo costasoleño en la división de plata, objetivo que no revalidaría al año siguiente (con otros ilustres en la plantilla como el ex del Betis Juan Jesús Cabrera, González o Manolo Cardo en el banco durante algunas jornadas). Tras el descenso a 2ªB del Marbella, el “gran Sevilla” de la temporada  1996/97 se hace con los servicios de Zigor, que cumple por fin el sueño de debutar en la máxima categoría del fútbol español, demostrando sus ganas de agradar a aficionados y cuerpo técnico en la pretemporada en la que incluso se erige como goleador en la final del Trofeo Colombino.


Veintidós partidos le convierten en el lateral izquierdo más utilizado en dicha campaña, desplazando a Manolo Jiménez del costado zurdo y en los que demuestra una falta total de cintura y una tosquedad que irritaba sobremanera a los aficionados del Pizjuán, estando siempre en el punto de mira de la multitud de errores defensivos que cometió el cuadro hispalense dicho año, en los que se pegó el lujazo de compartir vestuario con compañeros como (TODOS EN PIE) Colusso, Bebeto, Marinakis, Gómez, Onésimo, Mornar o Pepelu, entre otros (muchísimos otros) y que terminó con el Sevilla FC en segunda división y con el sueño de Aranalde de jugar en primera, porque a la postre los 1653 minutos que disputó con el equipo nervionense aquella temporada, las 5 tarjetas amarillas y la roja que le sacaron fueron sus únicos datos en una máxima categoría en toda su carrera.

Tras el descenso, el Sevilla le endosa el “pack” Gómez-Aranalde-Diego al Albacete (donde también coincide con el “Toro” Aquino, Juanlu o Belenguer) y tras dos campañas en el otrora “Queso Mecánico” se vuelve a reencontrar con Pepelu en el mítico Logroñes, con el que vuelve a protagonizar un descenso más.

Es entonces cuando Zigor Aranalde decide dar un giro radical a su carrera, recoger el petate y largarse a Inglaterra a probar fortuna en equipos menores y se enrola en el Wallsall de la Second Division inglesa, donde permanece cuatro temporadas siendo siempre de los más destacados y equipo con el cual por fin puede disfrutar de un ascenso a la First Division (la equivalente Segunda división española). Su buen hacer y problemas con el entrenador de turno en el Wallsall le valen para llamar la atención de un clásico en horas bajas como el Sheffield Wednesday, pero es expulsado en su debut y condenado por este hecho al más absoluto ostracismo por lo que no vuelve a jugar con el equipo blanquiazul (aunque su equipo ascendió, dándose la circunstancia que vivió un descenso con el Wallsall y un ascenso con el Sheffield en la misma temporada) por lo que se marcha al Carlisle United, donde reconvertido en medio centro vuelve a sentirse importante, convirtiéndose en todo un clásico de las divisiones inferiores inglesas y auténtico precursor de la spanish invasion del fútbol británico y manteniendo aun el record de presencias de un jugador español en dicha liga, con más de 300 partidos.

Tras siete años en las islas, decide que ya es hora de volver a casa y tras un intento frustrado de volver al Eibar,  ficha por el UD Almansa, donde finalmente se retira a mediados de 2010.Actualmente ejerce de jefe de los ojeadores del Brighton, al que llego de la mano de Gustavo Poyet.

9 comentarios:

Jose MME dijo...

Si se hiciera un partido de veteranos entre el Betis 1990-93 y el Sevilla 1996-00 yo pagaría por verlo.

Rinat Rafaé dijo...

Amigos de Colusso contra Amigos de Kukleta se ofrecería para patrocinar tan magno evento.

Malo malote dijo...

No le está dando pataditas, está haciendo equilibrio mientras sostiene el balón en el aire con la mente. Se ve claramente joder

Anónimo dijo...

la esta pegando con la derecha, las probabilidades de sacar una foto a este pelotero dandole con la diestra son infimas, un hurra por el fotografo. ¿para cuando un post de ese otro gran zurdo de nuestro Sevilla Pedro? de este no hay fotos dandole con la diestra, seguro!!!
Danielhuelva

Jose MME dijo...

En el PC Fútbol ponía ambidiestro o algo así...

Señor dijo...

Sin duda tenía que ser ambidiestro porque daba exactamente igual con que pierna le pegara...

@anonimo: Yo creo que más bien está aplicando las legendarias técnicas de taichi a la práctica del fútbol

Anónimo dijo...

Este tio, con sus centros medidos, hizo rico al que reparaba el marcador electronico en el Carlos Belmonte de Albacete. Todos nos acordamos de el

Anónimo dijo...

se me viene a la memoria el chiste: cuanto pagarías? lo compraría por lo que vale y lo vendería por lo que aparenta. pues así es. y el caso que en listolandia hay muchos como el. y se creen hasta buenos...claro que es mejor que los albañiles que duele la espalda y se gana menos

Anónimo dijo...

Este hombre mandó una vez el balón a saque de puerta directamente al sacar de banda, amén de las veces que al centrar sacaba el balón del estadio.... Aún así actualmente es 2º entrenador del Albacete, y ha tenido alguna vez que hacer de Karanka cuando al no menos excelso Antonio Gómez (1er entrenador) se le ha ido la olla. Saludos desde La Mancha.