jueves, 17 de marzo de 2011

JOSE CARLOS FANTAGUZZI



José Carlos Fantaguzzi, nació en Pergamino (Argentina) un sitio, donde según cuentan los lugareños, las flores huelen desde otoño hasta verano y donde el cielo es azul 360 días al año, los niños corretean por sus parques y juegan a la peonza en sus plazuelas y donde en el verano argentino de 1962, un 16 de enero, llego al mundo nuestro protagonista de hoy, que desde ese día de su nacimiento parece que el destino le guardaba una relación muy “especial” con el balón.

Su vida deportiva está ligada mayoritariamente al Ferrocarril Oeste, club donde comenzó en 1982 y desde donde dio el ansiado salto al fútbol europeo en la temporada  1987/88 de la mano del Real Betis Balompié al que llegó junto a jugadores como Pato Yáñez o Ralph Meade.

El paso por el fútbol europeo de este volante solo puede tener un adjetivo: Fracaso. Fantaguzzi solo duró una temporada en el Betis no llegando a contar con la confianza de John Mortimore primero ni de  Pedro Buenaventura después, jugando tan solo 526 minutos repartidos en 9 partidos (solo 5 de ellos como titular) sin conseguir anotar un solo gol.
Ejemplo de su fracasada aventura es que en el mejor partido que según él jugó en el Betis, el ABC solo le puntuó con un 2.

El equipo de investigación y documentación del blog (?) ha constatado tal punto, revisando la crónica de dicho diario en el partido contra el Celta de Vigo en el que Fantaguzzi era calificado con un 2 y donde resumen la actuación de nuestro protagonista de la siguiente manera: “Buen partido del Argentino y el más destacado de la línea de la medular. Realizó un gran primer tiempo”.

Al final de la temporada, ante la escasez de partidos “de 3” Fantaguzzi regresa al Ferrocarril Oeste, donde se mantiene una temporada más antes de iniciar su periplo por clubes tan competitivos como el Platense o el Huracán, volviendo a intentar triunfar en el fútbol europeo en una liga menor como la israelí jugando para el Hapoel Beit-Shean, donde sin embargo, tampoco llegó a demostrar las habilidades de las que todo Pergamino aseguran que poseía.

¿Fantaguzzi? ¡Fantasía!

1 comentario:

Anónimo dijo...

Puedo contaros una anécdota de Fantaguzzi y es que el presidente del Betis no quería que le llamaran Fantaguzzi, no recuerdo porque razón y en el vestuario se tomaron a broma este tema y le empezaron a llamar ''el dragón'' debido a que por la boca echaba fuego... vamos que le apestaba el aliento...

Muy simpático este sitio, enhorabuena.